World Divisions

South American

Homeschooling: ¿Educación en casa o llevar a nuestros hijos a la escuela?

Que caiga mi enseñanza como lluvia y desciendan mis palabras como rocío, como aguacero sobre el pasto nuevo, como lluvia abundante sobre plantas tiernas. Proclamaré el nombre del SEÑOR. ¡Alaben la grandeza de nuestro Dios!  (Deuteronomio 32:2-3)

El Homeschooling es un anglicismo utilizado para describir el proceso educativo impartido en el hogar, sin asistir a una institución educativa. Esta era la única forma de educación antes de que cada país legisle su propio sistema educativo, pero en la década de 1980 e popularizó en los Estados Unidos.

Los padres que optan por este método alternativo de enseñanza, salvo aquellos que tienen niños en situaciones de salud que le impidan asistir a una institución, muchas veces lo hacen alegando que esperan protegerlos de influencias perjudiciales o bien están desconformes con el sistema educativo.

Mother Helping Son With Homework Sitting At Desk In BedroomPero, ¿es posible con el homeschool satisfacer las necesidades de cada niño en lo académico, en lo social, en el fortalecimiento de su desarrollo emocional, en la formación de la personalidad en función de un entorno de pares?

Si privamos al niño de entrar en contacto con otros de su edad, corremos el riesgo de no permitirles vivir instancias necesarias para que desarrollen ciertas habilidades sociales y comprendan correctamente los códigos necesarios para una plena interacción social.

Esta carencia en las experiencias con un grupo puede impedir que el niño se identifique con un grupo de pertenencia social, provocando posteriormente un sentimiento de exclusión.

A su vez toda situación que los coloque en relación con sus compañeros les ayudará a desarrollar la empatía, posibilitará conocer situaciones particulares de los otros que enriquecerán la perspectiva con la que observen la vida. Además al no tener a otros para compararse no contarán con un parámetro que potencie la necesidad de enriquecimiento y superación personal.

La posibilidad de enfrentar alguna situación de crítica o de oposición también les ayudará a desarrollar habilidades en el manejo de la frustración. Y al no interactuar con otros, con formas de pensar distintas también se restarán oportunidades para formar y fortalecer el propio pensamiento.

Entre las ventajas que se destacan de este sistema encontramos que los horarios son más flexibles, y permite variar los ambientes de aprendizaje. La atención de cada niño es más personalizada, y es posible adaptar los contenidos a los intereses de cada niño. Al tener atención de uno a uno es más fácil lograr que cada estudiante logre niveles más altos de metacognición y autogestión de los procesos de aprendizaje.

Peor encarar esta propuesta requerirá que los padres cuenten con suficiente tiempo para desarrollar la formación de sus hijos de forma eficaz y procuren graduar los contenidos y las secuencias didácticas apropiada para cada etapa evolutiva.

 

El sistema educativo adventista considera el proceso educativo de forma integral fomentando el desarrollo de competencias por parte de los estudiantes. La propuesta pedagógica de la red EA es respetuosa de las políticas y los currículos educativos de cada país, con el objetivo fundamental de formar estudiantes reflexivos y creativos. Además, facilita la transformación del conocimiento en actitudes, mediante la resolución de los problemas cotidianos de los estudiantes.

Nuestra pedagogía se basa en las premisas de una educación cristiana y en el compromiso de guiar todas las actividades didácticas hacia la calidad en el proceso de enseñanza-aprendizaje y la integración natural de la fe y la enseñanza. (Educación adventista, s.f.)

Gestar y sostener un sistema educativo cristiano requiere de un equipo de profesionales consagrados que busquen cada día desarrollar la excelencia académica y el

desarrollo armonioso de las áreas espiritual, intelectual, física, social, emocional y vocacional de los estudiantes formando ciudadanos para esta tierra y para la venidera.

Por todo esto, al optar por un sistema para educar a nuestros hijos necesitamos considerar todos los factores que intervienen y buscar la dirección de divina para ofrecer un servicio a las familias que buscan calidad para una tarea de tanta trascendencia.


Nota: Artículo escrito y publicado en Español.

Natalia Holm

Profesora de Nivel Inicial, graduanda de la Licenciatura en Ciencias de la Educación. Desde el año 2004 trabaja en el sistema educativo de la Provincia de Misiones, Argentina y en escuelas Adventistas de la Asociación Argentina de Norte. Esposa de Pastor hace 22 años.
Natalia Holm

Leave a Comment

We welcome and encourage constructive, respectful and relevant comments. We reserve the right to approve comments and will not be able to respond to inquiries about deleted comments. By commenting, you agree to our comment guidelines.

Your email address will not be published. Required fields are marked *