Themes

Christian Growth

Delimitando un espacio en el que Educar sea Redimir

Familias, iglesias y escuelas, todos somos llamados a educar y redimir a los hijos de Dios. Desde aquel 21 de mayo de 1863, cientos de miles de nuestros hijos se han quedado en el camino cual estela sanguinolenta de un velero que surca mares compulsivamente, sin saber bien a donde va ni comprender cabalmente la preciosa carga que pierde por la borda.

Portrait of elementary school kids and teacher in corridorDecía el poeta “El secreto es que no existen secretos”(1).. Lógico que el Dios que nos llama a colaborar con Él no se reserve la clave del éxito: Únicamente un testimonio amoroso y coherente sostenido en el tiempo.

Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;
y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.
Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos;
y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas. (2)

“Y estas palabras que te mando hoy…” Seguimos confundiendo normas con valores, imposición con transformación o maquillaje con conversión. Hay que reconocer que uanto más centrados en las normas, más autoritarios y efímeros sean los resultados. El énfasis en valores nos da autoridad, permanencia y propicia ese “Encuentro” que posibilita la fe.

Clasificaremos, caricaturizando, familias, iglesias y escuelas en función de la capacidad de ofrecer amor y defender valores propios. Señalamos (+) aspectos positivos y (-) negativos para cada opción:

  • Cálidas
  1. + Afecto, acogida, interés personal.
  2.  – Desnaturalización en sobreprotección e intromisión.
  • Frías
  1. + Respeto, libertad.
  2. – Indiferencia, incomprensión de las necesidades reales.
  • Conservadoras
  1. + Valores claros, referentes definidos y autoridad asumida. Comunicación austera pero profunda.
  2. – Deriva hacia autoritarismo, énfasis en aparentar, legalismo, intromisión y/o abuso de poder.
  • Liberales
  1. + Flexibilidad, espontaneidad y naturalidad. Fluidez y desenfado.
  2. – Tics anárquicos, relatividad de valores y normas, comunicación superficial.

También recombinadas entre si:

  • Conservadora / fría, al estilo de un cuartel militar.
  • Conservadora / cálida, como familia que ha leído y vive “El Hogar Cristiano” o escuela “La Educación”.
  • Liberal / fría, cual hotel o residencia.
  • Liberal / cálida, clubs de colegas.

Llevamos 155 años ensayado combinaciones y repitiendo errores, sin los resultados deseados. Cuanto más aferrados a normas y autoritarios, mayor hemorragia de hijos Suyos y nuestros perdemos. Si nos “descafeinamos” (moderarlo para hacerlo más agradable), cual club acogedor, funciona inicialmente, pero más pronto que tarde, encuentran mejores ofertas lúdicas y sociales en el entorno y continúa la sangría. No se nos llama a entretener, ni a encarcelar, sino propiciar un Encuentro con Jesús.

Nuestra opción es recuperar y defender el amor y los principios de Jesús. Sí, nos propongo “originalidad”, pero no como un afán por la extravagancia, sino como la recuperación de unos “orígenes” que nunca debimos perder. Familias, escuelas e iglesias cálidas y acogedoras, que propician el encuentro diario -personal y colectivo- con Jesús y viven coherente, clara y cabalmente los principios bíblicos, sin mediocridades, renuncias ni sucedáneos.

1 Lluis Llach “I amb un sonriure, la revolta” , “Ara mateix”. 1982.

2 Deuteronomio 6:4-9.


Nota: Artículo escrito y publicado en Español. 

Joan Llorca

Joan Llorca

Joan Llorca tiene cuatro grandes pasiones: "La naturaleza, Jesús, la educación adventista, y Paz, mi esposa". Ha cursado estudios relacionados con la Pedagogía, la administración educativa y la educación cristiana. Hemos servido en los departamentos JA, de Educación, Children’s Ministry, en la dirección / administración de centros educativos y como profesores. Actualmente es el director de Educación de la Unión con sede en España.
Joan Llorca

Latest posts by Joan Llorca (see all)


Leave a Comment

We welcome and encourage constructive, respectful and relevant comments. We reserve the right to approve comments and will not be able to respond to inquiries about deleted comments. By commenting, you agree to our comment guidelines.

Your email address will not be published. Required fields are marked *